Lo que nos dejó el Festival Azabache


El domingo 15 de Mayo culminó con un brindis entre el publico y los escritores, el (primer) Festival Azabache. Atras quedaron tres dias de charlas, proyecciones de cine, una banda de jazz, artistas, cortos que fueron disfrutados por cerca de diez mil personas.

Desde mi experiencia personal, el sabado lo arranqué yendo a la Bodeguita, una de las sucursales del evento, para el taller de escritura creativa de Vicente Battista, que termino siendo cualquier cosa menos eso. Battista arranco hablandó de un tema que le habia quedado en el tintero de la charla del viernes: el hecho de que alguien habia dicho que “Crimen y Castigo” era un policial. Punto que Vicentte no estaba de acuerdo y decía que si en cada novela que hay un crimen, se lo cataloga de policial, el 90% de las novelas serian policiales. Para aclarar este punto, empezó un estudio hablando de los crimenes de la biblia, las fabulas de esopo, la esfinge…hasta llegar a “Los crimenes de la calle Morgue”, Agatha Christie y finalmente las novelas de Chandler y Hammett.

A continuación, en el mismo lugar, se presentaron los libros de cuentos de Carlos Salem (de futura publicación en la Argentina, AL FIN!), que fue uno de los eventos mas interesantes (y divertidos) para mi criterio. La charla estuvo a cargo de Gabriela Cabezón Cámara, Leonardo Oyola y Javier Sinay, quienes presentaron a Carlos mediante sus experiencias directas que tuvieron con el, en sus viajes a la Semana Negra de Gijon. Gaby Cabezón, leyó una carta que Salem envió desde España al no poder concurrir al evento, y en esta lectura se dejo entrever los dos principales de rasgos de Carlos: su sentido del humor, y la excelente persona que es, al deshacerse en elogios para la nueva camada argentina. Para finalizar la presentacion, Oyola leyó uno de los cuentos que fue recibió aplausos de todos, y nos dejó ansiosos por la publicacion de los libros.

Para cerrar la jornada, la mesa redonda estuvo a cargo de Pablo de Santis y Leonardo Oyola, con la conducción de Chibrando. El debate giró en torno a la palabra culpable, donde cada uno de los autores hizo su aproximacion de acuerdo a su estilo, De Santis, mas cercando al policial clasicó y Oyola, de la vertiente Negra. Ambos coincidian en que la busqueda del Culpable era el principal motor de la novela Negra, y se generaba una conclusión similar a la del debate de “inocente”, donde al fin y al cabo, casi todos eramos culpables de algo.

El dia domingo cerró con una mesa redonda a cargo de Gaby Cabezon, Guillermo Orsi, Javier Sinay y Fritz Glockner Corte, que junto de la mesa del dia anterior, fueron las mas interesantes. El debate giró en torno a la palabra crimen, y lejos de concepciones academicas que solo pudieran ser entendidas por los que estaban sentados frente a todos, se llevó el debate a un campo cotidiano, y del humor, donde uno tambien pudiera sentirse involucrado. Javier Sinay demostró que a pesar de su corta edad, la tiene demasiado atada en lo que se refiere a investigación periodistica del mundo criminal. Planteó que la novela negra iba ligada a la epoca en la que se desarrollaba: los crimenes racionales de la epoca de Poe, Christie; el mundo de la crisis del 29, la corrupcion de los jueves dando como resultado a Marlowe, el Agente de la continental. Y proponía un nuevo modelo, donde el policía fuera el personaje, pero no con un codigo moral como sus antecesores, sino que fuera un hijo de puta al margen de todo, usando la ley a su favor y maquillandola cuando fuera necesario.
Glockner por su parte, se refirió a los crimenes de la Dictadura en Mejico, que vivió de cerca ya que su padre estaba involucrado en la resistencia.
Orsi ,respecto a la figura del policia que habia traido Sinay, habló respecto a su novela “Nadie ama a un policia” donde el personaje central es un policia, pero que se mantenia al margen de la corrupcion, por mas dificil que fuera dentro de ese ambiente.

“Resultó mejor de lo que nosotros esperábamos y nos damos cuenta, a horas del cierre, que hemos creado un evento de alcance nacional, incluso internacional, que va a estar inserto en la agenda desde ya” dijo Chiabrando al cierro de la edición. Adelantó que prevén realizar actividades relacionadas con lo negro y policial durante el resto del año “para mantener el estado de vigilia respecto al Azabache”.

Estaremos al tanto de esas actividades, y felicitaciones a todos los que hicieron posible esta primer Festival Azabache.

Ahora a esperar la Semana Negra de Buenos Aires en noviembre

Advertisements