Reseña de Cruz, por Rodolfo Santullo

Cruz de Nicolás Ferraro (2017)

Como si se tratara más de una enfermedad que un apellido, el protagonista de Cruz carga su nombre como una maldición. No es para menos. Su padre fue (o es, no está claro) uno de los más peligrosos y sádicos sicarios que se dedicara al contrabando en la frontera entre Argentina y Paraguay y su hermano mayor siguió sus pasos. Ahora por deudas que pagar -deudas no generadas por él mismo sino por esos mencionados familiares- el más chico de los Cruz tiene que seguir la senda de sus mayores, un camino empañado en sangre, dolor y muerte. Nicolás Ferraro ya la había sacado del parque con Dogo y ahora logra algo muy difícil: una novela a la altura -o quizá superior- de aquel estupendo debut. Pero no es una novela para todos los paladares -o los estómagos- ya que tiene momentos (muertes terribles, tortura, prostitución infantil, etc.) que hacen apartar la vista al lector más veterano (y estoy siendo literal, desde El Poder del Perro de Don Winslow que no me topaba con algo tan fuerte). Una prosa contundente, propia (la sombra de Leo Oyola que sí se sentía en Dogo aquí ya no está) la de Ferraro, un escritor que me anoto a seguir en todas. Una gran novela sobre contrabando, honor, lealtad, deber y violencia, nominada merecidamente este año al premio Hammett de la Semana Negra de Gijón y que me tiene sin dudas hinchando tanto como por Uruguay por ella. 08.

Rodolfo Santullo.jpeg

Rodolfo Santullo. Mexico D.F., 1979.

Es periodista, escritor, guionista y editor de historietas al frente de Grupo Belerofonte.

Como guionista publicó las novelas gráficas Dengue (2012) y Los últimos días del Graf Spee (2008; 2013), ambas ilustradas por Matías Bergara; El oro del Zar (ilustrada por Marcos Vergara, 2015); Zitarrosa (ilustrada por Max Aguirre, 2012; 2015), entre muchas otras.

Como narrador ha publicado Perro come perro (cuentos; Artefato, 2006; Llanto de mudo, 2012), Las otras caras del verano (novela junto a Martín Bentancor; Amuleto, 2008); Cementerio Norte (novela; Trilce, 2009); Sobres Papel Manila (novela; Estuario, 2010); Aquel viejo tango (novela junto a Martín Bentancor; Estuario, 2011); El último adiós (novela, Banda Oriental 2013), Matufia (novela Premio Nacional de Narrativa, 2013; Estuario, 2014) y Luces de neón (novela; Estuario, 2016).

Advertisements
Cruz Nicolás Ferraro

Entrevista en Revista Kunst acerca de “Cruz”

La gente de Kunst tuvo la gentileza de realizarme una entrevista a raíz del lanzamiento de Cruz, mi segunda novela.

Tomás culpa todo el tiempo al padre por los males de la familia, pero Samuel le remarca que eso sólo “sirve de excusa

En gran parte todos somos las historias que nos contamos a nosotros mismos. La construcción de la memoria tiene que ver con un montón de ficciones que nos fuimos construyendo con las cuales nos sentimos cómodos, nos autojustificamos. Cuando se narra, no se narra el acontecimiento sino la mirada de un acontecimiento. Con todas esas ficciones empezás a creer en algo que te hace bien y a veces se empieza a perder el correlato con la realidad. El protagonista construye una imagen del padre que empieza a volverse ficcional. Culpar al padre, en cierta manera, es el algodón en la herida que lo empieza a anestesiar.

La Entrevista completa acá.

Foto de: Eloy Rodriguez Tale

Novedades Julio 2016

El muertito, de Oscar E.Tabernise

El Muertito - Tabernise.jpg

Lucio Gualtieri, alias El Tano. Ex policía, ex adicto, ex esposo, que apenas sobrevive rompiendo piernas para un usurero y solamente puede hablar con su hija a través de un perfil falso de Facebook, recibe un encargo para realizar un trabajo sencillo en la provincia de Misiones.

Pero al llegar a Puerto Piray descubre que se trata de un asesinato. La clave para resolver el caso se encuentra en la tumba de El Muertito, un niño que apareció muerto en el río hace más de veinte años y al que la gente del lugar toma por milagroso.

Y es justamente un milagro lo que necesita Gualtieri para salir vivo de la selva, ya que una vez descubierta la verdad, pasará a ser un testigo molesto, un estorbo, al que habrá que eliminar.

“Respiró la calma del lugar y pensó con tristeza que un pueblo que cree en un diablo que secuestra niños termina por hacer realidad el mito.”

El Muertito
Oscar E. Tabernise
Editorial Revólver
138 páginas

Resurrección de un Comisario, de Miguel Gaya

Miguel Gaya - Resurrección de un Comisario.jpg

El comisario de la Policía Federal Argentina Héctor Aníbal Ponfet fue asesinado en 1942 por su jefe y enemigo, el comisario general Guardiola. En octubre de 1945, vuelve de la muerte. ¿Para qué vuelve? ¿Cuál es su misión? El mundo ya no es lo que era, pero sigue siendo poco comprensible para Ponfet, que no sabe si Hitler murió o se esconde en algún punto de Argentina; y tampoco si Perón podrá lograr su objetivo o se tropezará con algún fantasma.

Resurrección de un Comisario
Miguel Gaya
Del Nuevo Extremo – Extremo Negro
128 páginas